¿Quieres que te ayudemos a encontrar la casa que estás buscando AHORA MISMO?


Como colgar una cuadro sin que la pared parezca un colador

Parece muy fácil y muchos pensaréis que no hay una explicación para enseñar como colgar un cuadro en casa. Pero hacerlo de manera correcta y sin destrozar la pared, no es tan sencillo como parece.

Muchas veces nos ponemos a hacer agujeros a ojo, sin tener clara la ubicación ideal, el peso del cuadro o qué tipo de pared tenemos delante. Simplemente nos ponemos a hacer agujeros y a confiar en el interiorista que llevamos dentro. Con el fin de ayudarle a decorar su casa y sobre todo ayudar a que las paredes de su hogar no parezcan un colador después de pasar con el taladro toma nota de estos consejos:

En primer lugar necesitas los utensilios adecuados. No sirve cualquier taladro ni cualquier broca. La calidad de los utensilios marcará la diferencia. Además debe asegurarse que antes de empezar tiene a mano los utensilios imprescindibles: Bagues, alcayatas, martillo y un nivel. Por otro lado antes de empezar es necesario comprobar qué tipo de pared tiene delante y en función de eso elegir un tipo de broca u otro.

Una vez tiene todos los utensilios a mano y ha seleccionado aquellos que os irán mejor para tu pared, toca poner todas las presillas en los laterales de la parte de atrás del cuadro. Un error común es poner una sola baga en la parte superior del marco. A veces puede ocurrir que por el peso del cuadro y los cambios de temperatura este se despegue poco a poco.

El siguiente paso es determinar la posición el cuadro. No vale decir "a mí me gusta aquí" sino que hay que tomar como medida de referencia la altura de los ojos. Demasiado arriba o demasiado abajo podría quedar mal iluminado, o molestar entre los muebles.

Y el paso definitivo: nivelar y taladrar. Siempre en este orden. Los expertos explican que, una vez definida la ubicación no es necesario medir el suelo o el techo donde se quiere colocar el cuadro. Sólo hace falta poner el cuadro en la pared (una vez este nivelado) y dar un golpe seco para que este deje marca en la pared. En esta marca se ha de taladrar directamente, poner la alcayata y volver a poner el nivel encima del cuadro de tal manera que la burbuja esté en medio.

Y si aún así no os veis capaces de agujerear la pared para que no tiene las herramientas adecuadas, está de ¡suerte!: los adhesivos son una buena alternativa. Uno de los adhesivos se pega a la pared y el otro en el cuadro y entonces se unen. Este sistema puede parecer menos seguro pero tiene una clara ventaja: cuando se quiere sacar el adhesivo, sólo debéis tirar hacia abajo y desaparece casi sin dejar rastro.
marzo 8, 2017 9:42 amárico / Post escrito por / Dejanos saber lo que piensas

Categorias:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 18 =