¿Quieres que te ayudemos a encontrar la casa que estás buscando AHORA MISMO?


Gastos a tener en cuenta antes de alquilar un piso

Independientemente de si se paga un alquiler o una hipoteca, la vivienda acostumbra a ser el gasto principal de la economía familiar. El alquiler te da más flexibilidad y no requiere una inversión inicial tan grande como una compra, pero para alquilar también necesitas tener algunos ahorros, ya que también hay una serie de gastos iniciales que tienes que tener en cuenta antes de decidirte a alquilar un piso:

- Primera mensualidad. La primera mensualidad de alquiler es el primer gasto a tener en cuenta, ya que se tendrá que pagar por avanzado en el momento de la firma del contrato.

- Fianza. Es obligatoria por ley y equivale a una mensualidad de alquiler, pero muchos propietarios piden dos meses, sobre todo si se trata de un piso amueblado. Este dinero se tiene que ingresar en el organismo correspondiente de cada Comunidad Autónoma, en el caso de Cataluña, el Institut Català del Sòl. El objetivo de este dinero es cubrir posibles impagos y/o desperfectos que el inquilino pueda ocasionar en la vivienda durante el tiempo que viva allí. Si, una vez finalizado el contrato, se encuentra a corriente de pago, tanto de alquiler como de suministros, y no hay ningún desperfecto en el piso, el arrendatario recuperará la totalidad de la fianza.

- Impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP). Es un impuesto que mucha gente no conoce pero que también es obligatorio por ley y que tiene que pagar el inquilino. En Cataluña es un 0’5% sobre el importe total de la renta que se tendrá que pagar durante la vigencia del contrato, con un mínimo de 3 años.

- Honorarios. En el caso de haber encontrado el inmueble a través de una agencia inmobiliaria, el inquilino tendrá que pagar los honorarios del agente inmobiliario. Es un importe variable, pero acostumbra a ser de una mensualidad + IVA. Este importe corresponde a la intermediación con el propietario, la realización del contrato y todas las gestiones necesarias porque el arrendatario pueda firmar con toda seguridad.

- Seguro. El inquilino tiene que contratar un seguro que cubra su responsabilidad civil por daños (tanto los daños causados a terceros como el inmueble) y el contenido del inmueble, es decir, los muebles y objetos personales que tenga en la vivienda. El coste del seguro dependerá del tipo de póliza y de la compañía aseguradora.
diciembre 12, 2018 11:04 amárico / Post escrito por / Dejanos saber lo que piensas

Categorias: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − cuatro =